El día 29 de enero del 2019, tuvo lugar en la sede de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, la celebración de una muy importante jornada sobre la definición de puntos estratégicos de gestión en los paisajes forestales frente a los incendios. Dicho evento auspiciado por el Grupo de Fuegos Forestales de la Sociedad Española de Ciencias Forestales y la Generalitat Valenciana a través de la Consejería anteriormente indicada, permitió tras la presentación de aportaciones de los ponentes invitados, intercambiar opiniones y debatir sobre la necesidad de encontrar un claro itinerario sobre el modelo de gestión territorial, basado en la determinación de los llamados «Puntos Estratégicos de Gestión». La complejidad de los ecosistemas mediterráneos, unido a los efectos del cambio global, conforman escenarios operacionales desde el punto de vista de las acciones de supresión y extinción, difíciles, inseguros y con una creciente incertidumbre en términos de los objetivos y logros estratégicos. Ante esta situación, surgen cuestiones de profundo calado en el ánimo de resolver las incógnitas y dudas, que desde las acciones de la gestión preventiva de los escenarios forestales se generan.

La extensión de la selvicultura hacia la definición de modelos de intervención en las masas forestales, buscando rupturas y discontinuidades a partir de ciertas experiencias de carácter empírico, que en su día fueron elevadas a la forma de normas y recomendaciones técnicas, han ocupado y de hecho siguen ocupando las decisiones cotidianas de la gestión preventiva para fraccionar, interrumpir o incluso a veces, espacializar la heterogeneidad de la combustibilidad de los paisajes forestales. Redes de las llamadas líneas cortafuegos, en el mejor de los casos ordenadas por rangos de orden de prioridad dependiendo, bien por sus dimensiones de limpieza transversal, o por la importancia de las unidades territoriales que en su interior llegan a envolver, conforman extensas superficies de los paisajes forestales. Estas redes de sistemas lineales con fines preventivos de defensa, son creadas y mantenidas con el doble objetivo de compartimentar el territorio y ofrecer espacios en los que los medios de extinción puedan desarrollar las diferentes acciones de extinción. El coste de apertura y mantenimiento periódico de estas infraestructuras, representa para las administraciones competentes importantes cantidades presupuestarias, dirigidas a la creación de respuestas eficaces de cara a las acciones de supresión. Indiscutiblemente el objetivo de estas acciones, no sólo es importante, sino que se puede afirmar que dichas acciones son absolutamente necesarias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Figura 1. Vista aérea de sistemas lineales preventivos de defensa en Sierra Morena. Fuente: Dirección del Centro Operativo Provincial del Plan INFOCA en Córdoba (Junta de Andalucía).

Ahora bien, las preguntas que subyacen sobre esta cuestión son las siguientes, ¿Qué criterios son tenidos en cuenta para la determinación de las inversiones a dedicar en los tratamientos preventivos?, ¿qué información es la relevante para determinar la posición, extensión y dimensión transversal de los sistemas lineales preventivos de defensa?. Las respuestas no son fáciles. Y no lo son por que el desarrollo espacial de la propagación del fuego en los incendios, aunque a día de hoy y fruto de las investigaciones y avance del conocimiento de más de cincuenta años en dinámica de fluidos aplicada a los fuegos forestales, ha permitido alcanzar claridad en los conocimientos que ayudan en base a los modelos disponibles, a determinar predicciones más ajustadas en las propagaciones, la realidad es que los procesos y emisiones energéticas que derivan de los incendios, hacen de estos fenómenos, que la complejidad y la toma de decisiones operacional requiera de prudencia y de la combinación de ciencia, ingeniería y capitalización de la experiencia.

 

 

 

 

 

 

 

Figura 2: Experimentos de fuegos de alta intensidad para la evaluación de la resistividad de sistemas lineales preventivos de defensa y modelización de los procedimientos de cálculo y diseño. Fuente: Laboratorio de Incendios Forestales de la Universidad de Córdoba (LABIF-UCO).

En este sentido, las acciones relacionadas con la transformación de la combustibilidad de las estructuras vegetales de los ecosistemas mediterráneos, requiere de estudios de profunda ingeniería de diseño, antes de llegar a la ejecución  de las mismas en el paisaje. El conocimiento de la geometría histórica de los incendios en cada escenario territorial, unido a la interpretación predictiva con ayuda de los modelos de propagación de los correspondientes patrones de movimiento  y emisión energética, propios de las diferentes zonas de los perímetros activos, constituyen una extraordinaria fortaleza para determinar la resistividad de las infraestructuras que se desean implantar en el territorio. Son precisamente ambas líneas procedimentales, las que ocupan en la actualidad lineas de investigación que unidas a la modelización económica de carácter cuantitativo, irán proporcionado herramientas solventes, que en el marco de la eficiencia y de la optimización, permitirán disponer de recomendaciones técnicas específicas para la tipología de los diferentes entornos forestales que caracterizan los paisajes. La necesaria consideración de estas realidades basadas en el comportamiento del fuego y en sus patrones potenciales de desarrollo espacial, permiten decidir de una parte, si procede o no, la creación y/o mantenimiento de un determinado sistema lineal preventivo de defensa, y de otra, dimensionarlo adecuadamente al embate que llegado el momento, el fuego puede desarrollar en el contacto directo con dicho sistema.

Las reflexiones anteriores, quieren servir como puente de conexión para todo aquel, que interesado en la moderna y avanzada filosofía de ordenación selvícola preventiva de los combustibles forestales, tenga interés en acceder a los materiales y documentos generados en la «Jornada PEG’s» de Valencia. Sin duda alguna, el alto nivel de los trabajos presentados, con una extraordinaria visión de futuro, proporciona un cambio de paradigma en la interpretación de las compleja actuaciones relacionadas con la ordenación de los combustibles forestales, al ofrecer la integración de métodos, procedimientos y herramientas dirigidos a facilitar la identificación y categorización de los puntos estratégicos de gestión. Los materiales generados, formados por las presentaciones de los ponentes invitados, las grabaciones en vídeo de sus aportaciones y por último, el libro electrónico que incluye una profunda envolvente temática de lo reflexionado y discutido en las sesiones de trabajo, acompañado de un decálogo de recomendaciones, constituyen, una fuente de información técnica y científica en la que además de ayudar en la toma de decisión, muestra las líneas de trabajo e investigaciones en desarrollo.

Figura 3. Portada del libro electrónico sobre la definición y recomendaciones técnicas en el diseño de puntos estratégicos de gestión.

Todos los materiales son accesibles, descargables y visualizables en la web de la Sociedad Española de Ciencias Forestales, concretamente en la sección del Grupo de Fuegos Forestales

Enlace para la descarga y visionado de los documentos de la «Jornada PEG’s de Valencia»