El “Joint Fire Science Program”, incorpora en su base de datos de recientes avances científicos, el artículo denominado:

Getting Ahead of the Wildfire Problem: Quantifying and Mapping Management Challenges and Opportunities (Avanzando en el problema de los incendios forestales: Mediante la cuantificación y cartografiado de los desafíos y oportunidades de la gestión)

Dicho artículo elaborado por los investigadores:

Christopher D. O’Connor, U.S. Department of Agriculture, Forest Service
Matthew P. Thompson, U.S. Department of Agriculture, Forest Service
Francisco Rodríguez y Silva, Departamento de Ingeniería Forestal, Universidad de Córdoba

 
Incorpora avances metodológicos que integrando variables relacionadas con la evaluación económica de los recursos naturales, la probabilidad de ocurrencia de incendios (categorizada por su intensidad expansiva,) la depreciación potencial de los recursos naturales afectados y la dificultad de extinción, proporciona las bases de partidas de los algoritmos y metodologías desarrolladas para delinear e identificar oportunidades de gestión eficiente en la defensa contra los incendios forestales.

Los retos de la gestión de incendios forestales han crecido significativamente en las últimas décadas, ya que los cambios en la densidad y composición de los combustibles, impulsados ​​por regímenes de incendios alterados, interactúan con las cambiantes condiciones climáticas y la rápida expansión de la interfaz urbana. Parte de la solución para hacer frente a esta creciente complejidad es reducir las incertidumbres inherentes a la gestión activa de incendios, donde las decisiones sensibles al tiempo a menudo dependen de información incompleta.

Para salir de la paradoja del incendio forestal es necesario alinear los objetivos operacionales a corto plazo de los responsables técnicos y gestores de la prevención y extinción de los incendios forestales, con los objetivos ecológicos y de gestión a largo plazo de la planificación del paisaje. Este avance científico arroja tres puntos importantes:

 

  • La planificación de la defensa contra los incendios a escala del paisaje basada en el riesgo, tiene el potencial de romper el ciclo de supresión de incendios, acumulación de combustible y exposición continuada de zona habitadas y recursos naturales a condiciones extremas de incendio.
  • La cuantificación de los peligros y beneficios potenciales de una gama de posibles efectos de incendios en paisajes adaptados al fuego proporciona una métrica basada en la ciencia para la planificación de la defensa  contra los incendios, así como el desarrollo de estrategias óptimas de respuesta a los incidentes, con objetivos claros de reducción de la incertidumbre operacional.
  • El uso de las características de las localizaciones históricas del perímetro del fuego para predecir las futuras oportunidades de control proporciona un vehículo para planificar una respuesta operacional de fuego segura, eficiente y apropiada antes de que se produzca una ignición

 

Más información…