El Laboratorio de Incendios Forestales y Manejo del Fuego de la Universidad de Córdoba (LABIF-UCO), incorpora en su equipamiento unidades para el monitoreo de los flujos de energía procedentes de los frentes de llama.

En el marco del proyecto de investigación GEPRIF , y con el fin de proceder a evaluar la transmisión del calor por radiación y convección procedente de las líneas de fuego, han sido incorporados recientemente cuatro unidades de fluxómetros que permiten registrar de forma conjunta, los kilovatios por metro cuadrado (kw/m2) que emite un frente de llama,  así como la velocidad y la temperatura del aire caliente que molecularmente es agitada por la energía que procede de la llama.

Radiómetro

Estos medidores van a permitir realizar mediciones por pares en flancos contrapuestos del perímetro en combustión. Los resultados de las mediciones, ayudarán al desarrollo de algoritmos matemáticos para determinar las distancias físicas que a partir del frente de llama, se minimizan las absorciones energéticas que intervienen en procesos de inflamación e ignición.

Con la aplicación de dichas  formulaciones, se conseguirán determinar distancias de seguridad para los combatientes en diferentes escenarios operacionales de extinción, la medida física de la ruptura de la continuidad tanto horizontal como vertical en la vegetación que dificulta la propagación  del fuego, así como el control del balance energético en el diseño y ejecución del fuego técnico en sus dos vertientes, la directamente relacionada con las operaciones de supresión y la asociada al diseño de quemas prescritas.

De igual modo también prestarán una gran ayuda en los estudios y experimentaciones de la transición del fuego de superficie hacia la copa de las masas arbóreas, con el fin de analizar los procesos y obtener información que ayude mediante las técnicas selvícolas a evitar las propagaciones del fuego a través del dosel.

A partir de estos estudios, se podrá avanzar en el conocimiento de la dinámica de propagaciones y combustión de las copas de los árboles y en consecuencia contar con criterios científicos que justifiquen, con la reducción de la densidad y proximidad arbórea, las actuaciones de  defensa de los árboles frente a  este tipo de propagaciones.

Para su puesta en funcionamiento y realización de primeras experiencias de monitoreo en ecosistemas mediterráneos, se ha contado con la ayuda del Dr. Bret Butler, ingeniero mecánico del laboratorio de fuegos forestales del Servicio Forestal de los Estados Unidos (RMRS, Fire Laboratory USDA Forest Service). Las experiencias fueron realizadas  el día 26 de enero del 2017, gracias a la ayuda y colaboración de la dirección y personal especialista de incendios forestales adscrito al Centro Operativo provincial del Plan INFOCA en Córdoba.

A lo largo de los próximos meses serán realizados diferentes fuegos experimentales en distintos escenarios de Andalucía, con el fin de monitorear la resistividad de las líneas preventivas de defensa y estudiar la geometría estratégica de separación de las estructuras vegetales de cara a reducir la propagación del fuego, minimizar el impacto  del mismo y evaluar la capacidad operacional requerida.

Los objetivos de dichos fuegos experimentales, son los de generar algoritmos que transformados en herramientas de ayuda a la toma de decisión, permitan el diseño y la modelización del paisaje forestal en base a tratamientos preventivos de ordenación de los combustibles forestales.

La ubicación y dimensionado de las intervenciones de dichas acciones preventivas, se obtiene en base a los estudios de las propagaciones energéticas potenciales, la caracterización de la dificultad de extinción y diagnosis de las condiciones de exposición de los combatientes. Criterios de análisis de costes y naturaleza ecológica de los escenarios a modelar, forman  de igual forma parte de la matriz de variables incorporadas en la metodología en estudio.